El matrimonio igualitario

¿Qué es el matrimonio igualitario?

El matrimonio igualitario, gay u homosexual, es aquel formado por contrayentes del mismo sexo.

Actualmente hay 19 países que han aprobado la ley para que pueda ser reconocida de una forma legal esa unión, en marzo 2017 se unirá Finlandia y tenemos el caso de dos países como México y Reino Unido que lo permiten en una parte del país.

BODAS GAYS

A nivel personal y profesional para mí, el amor no tiene sexo, es un sentimiento universal y no entiende de legislaciones ni de bases legales.

El amor mueve el mundo y eso es en lo único que pienso cuando una pareja viene al hotel Meliá Avenida América a conocernos, a ver el hotel como futuro lugar de celebración para la boda.

Cuando una pareja viene a pedir información lo hace con cariño y con ilusión, y es muy emocionante darle la información y ver que están cogidos de la mano; o cuando les hago una pregunta ver como se miran y contestan al mismo tiempo, o ver la complicidad que tienen entre ellos… Eso no lo da el sexo de las personas, lo da el amor.

En el hotel Meliá Avenida América hemos celebrado varias bodas gays, y me vienen dos muy a la mente en especial, la de Juan Carlos & Aarón, ambos espectaculares y a los que he tenido la gran suerte de quedarme como amigos.

si-quiero-La boda de Juan Carlos y Aarón, fue mágica, se casaron en la casa de la Panadería en Madrid, un sitio precioso donde sellar los votos. Se me vienen a la mente las fotos de aquel momento mágico…

Fue una boda de almuerzo, en marzo del 2012, y parece que fue ayer, cuando daba la bienvenida al hotel Meliá Avenida América a dos hombres sonrientes y enamorados. Fue una boda con bastantes invitados, una boda tradicional, con cocktail, almuerzo y mucha fiesta. Creo que fueron 5 horas de discoteca y barra libre.

La fiesta fue todo un éxito, sobre todo la música, ya que Aarón es DJ. Trajeron un corazón, que fue el objeto que dio mucho juego, ya que todo el mundo se hizo fotos con él. Fue una boda de todo “corazón”.

Hicieron guiños a sus madres obsequiándolas con un ramo de flores, y he de decir que a mí me regalaron otro, y me sorprendieron, no me lo esperaba para nada, y es que reitero, el amor no entiende de sexos. Fue una boda muy “top” como ellos dos. Gracias Juan Carlos y Aarón por habernos elegido, fue todo un honor formar parte de ese día tan mágico y maravilloso, si cierro los ojos todavía os puedo ver inaugurando el baile con la canción de “somos novios…”

Y la otra boda que se me viene a la mente es la de Stefano y Ángel, dos hombres maravillosos, que desde el primer momento que les conocí – era yo la que hubiera pagado por hacer su boda – vinieron con muchas ideas y con cosas especiales que querían hacer. Eran todo ilusión y amor en estado puro.

También he tenido la gran suerte de quedármelos como amigos.

Stefano, un atractivo italiano y Angel, un guapo ecuatoriano, se conocieron en Cataluña, el destino les tenía preparado esa sorpresa que les cambiaría la vida.

Las invitaciones de la boda las hicieron ellos, una por una. Era un precioso chaqué del cual, al tirar de la camisa, salía la invitación.

Su ceremonia civil la organizamos aquí en la terraza del Hotel Meliá Avenida América, ya que fue en agosto y el tiempo nos acompañaba.

En el hotel Meliá Avenida América disponemos de una terraza al aire libre que nos permite montar las ceremonias de bodas civiles fuera y dar el cocktail de bienvenida.

La boda de Stefano y Ángel fue un poco más familiar en cuanto a número, pero fue muy internacional, ya que tuvieron invitados desde muchas partes del mundo, por lo que en estos casos celebrar la boda en un hotel es un valor añadido.

Y la madre de Ángel les regalo el mejor Sweet Corner que he visto jamás, en cuanto a variedad y presentación, fue algo totalmente espectacular.

Así mismo optaron por una boda blanco y negro, donde los centros de mesa fueron gerberas blancas que resaltaban mucho con el mantel en negro.

Su protocolo de mesas fue espectacular, ya que estaban todos pinchados en un maniquí de chaqué y lo recogías de ahí. La comida fue fresca y veraniega y en el cocktail hicimos un guiño a nuestra vecina Italia en honor a Stefano.

De nuevo la fiesta tuvo un gran peso en toda la boda, también optaron por 5 horas de discoteca y barra libre, donde todos los invitados se lo pasaron en grande.

A tener en cuenta el pedazo baile que hicieron los novios antes de sentarse a almorzar.

Gracias Stefano y Ángel por habernos elegido, fue todo un honor formar parte de ese día y gracias por poner tanta ilusión en todo lo que hacéis.

Así que, ya sabes ¿quieres una boda top? Ven al Meliá Avenida América a conocernos; entendemos de personas y de sentimientos.

 

Texto escrito por Sandra López Galán

 

 

 

Sandra López
sandra.lopez@hotelavenidaamerica.com
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.